BYOD, ¿Una bendición o una maldición? » SmartCIO
 

Pages

Categories

Buscar

Una web de MuyComputerPRO Sites


BYOD, ¿Una bendición o una maldición?

BYOD, ¿Una bendición o una maldición?

María Guilarte
Por
21 noviembre, 2014
Especiales

De las nuevas tendencias que arrasan en el panorama empresarial, una de las más polémicas es el BYOD. La política del “trae tu propio dispositivo” aúna tanto seguidores como detractores. Está claro que el BYOD sin control no es BYOD, es más un peligro, pero también es sensato poner unos límites en su regulación.

En CIO nos comentan un curioso caso en el que dos trabajadores de un banco de Nueva York fueron despedidos por perder sus teléfonos móviles y no notificarlo antes de pasadas 24 horas. En California se vivió una situación especial cuando un CIO de un bufete de abogados instaló un software en los móviles de sus empleados que permitía conocer cuando se acercaban al campo de golf. Está claro que éstas situaciones, aunque reales, son exageradas pero ¿qué hacer para no vivirlas?

El BYOD se ha convertido en un factor clave para la productividad pero utilizarlo sin medida puede proporcionar justo lo contrario. En este sentido Tom Kaneshige de CIO, define el BYOD como una cuestión de confianza y no como una cuestión técnica, una diferenciación importante.

Existen dos características que los trabajadores odian especialmente de BYOD. Una de ellas es la localización por GPS y el inventario de aplicaciones. A nadie le gustan que le sigan y menos si es tu jefe o tu empresa, pero mucho menos que rastreen las aplicaciones que usas para qué y dónde.

Otro punto en contra es el estrés, el BYOD propone un sistema de trabajo de 24/7, en el que los trabajadores están obligados a dar una respuesta porque “tenían el móvil a mano”. De hecho según una encuesta elaborada por TEKsystem entre más de 300 profesionales de TI, el BYOD confirma que puede generar estrés. En este sentido Genaro Escudero, EUC Sales Engineer de Dell, recomienda que para instaurar una política correcta de BYOD la dirección debe ser la contraria de la que muchas empresas están llevando a cabo: primero familia y después trabajo.

En la era de la Movilidad, el trabajo o la productividad no pueden seguir midiéndose por horas trabajadas sino por hitos a cumplir. De este modo, una política BYOD brinda la oportunidad al empleado de mejorar la conciliación de su vida laboral y familiar, mientras que asegura a la empresa poder cumplir con sus objetivos.

Así, desde la concepción de Dell, las empresas deben plantear el BYOD desde el punto de vista de la conciliación, es decir, que el empleado pueda adaptar su trabajo a su vida personal y no al revés. De esta manera el empleado rendirá lo mismo o incluso más que si estuviera “anclado” a un horario fijo y un dispositivo determinado, pero probablemente se sienta mucho más satisfecho si puede organizar sus horarios y tareas para sacar también el máximo partido a su vida privada.

Si por el contrario las empresas plantean esta tendencia como un “añadido” a las tareas ya existentes y al horario laboral preestablecido, es posible que se vuelva en su contra, con empleados que vean cómo sus jornadas laborables son infinitas y su disponibilidad 24/7.

También se ha detectado la usabilidad como un problema de adaptación. Muchos proveedores se empeñan en volcar las aplicaciones desde el ordenador a los dispositivos móviles y en este proceso prestan más atención en la seguridad que en la funcionalidad. Pero las aplicaciones no tienen por qué ser siempre orientadas a trabajar más y durante más tiempo. Existen empresas como Airwatch by VMware que precisamente reducen el tiempo de trabajo. Así lo explica Sergio Carvajal, Channel Account Manager para España y Portugal de AirWatch:

El debate de las horas que están dentro o fuera del horario laboral sigue desarrollándose y generando, ciertamente, estrés en algunos empleados. Sin embargo, las tecnologías asociadas a la movilidad empresarial no se utilizan exclusivamente para poner recursos, correo electrónico corporativo y herramientas de trabajo disponibles 24 horas día y 7 días a la semana para los usuarios, sino que también están siendo utilizadas para restringir el acceso a ellas de manera efectiva y controlada.

Si bien puede pensarse que con un teléfono un nuestras manos y un ordenador portátil en casa, el trabajo nos sigue de alguna manera u otra, sin importar la hora o el lugar, algunos logran desconectarse por completo y separar el trabajo de su vida personal. Estrictas legislaciones al respecto son aplicadas en países como Alemania o Francia, donde nuestros clientes utilizan las soluciones de AirWatch by VMware para establecer horas y lugares de acceso al email y otros documentos corporativos.

La tecnología ha dado a los trabajadores la posibilidad de estar conectados a cualquier hora del día, también puede asegurar que los empleados tomen descansos requeridos y adecuados para su bienestar personal.

A pesar de la existencia de distintas herramientas de optimización del trabajo, Sergio Carvajal también matiza que

El debate sobre la hora exacta en la que se debe finalizar el día laboral continuará. Pero así como la tecnología ha facilitado una mentalidad de estar siempre conectado al trabajo sin importar la hora o el lugar, más y más empleadores también están utilizando esta misma tecnología para asegurar que sus trabajadores tengan un tiempo libre adecuado. Los empleadores están enfrentando nuevos desafíos desde puntos de vista inesperados, y a veces la solución proviene de una fuente también inesperada.

Posts Relacionados