El coche eléctrico y la evolución del mercado automovilístico » SmartCIO
 

Pages

Categories

Buscar

Una web de MuyComputerPRO Sites


El coche eléctrico y la evolución del mercado automovilístico

El coche eléctrico y la evolución del mercado automovilístico

María Guilarte
Por
29 julio, 2014
Especiales

A comienzo del siglo XX  Henry Ford ideó un sistema de producción que hizo que su modelo estrella, el Ford T, escalara los primeros puestos de venta y se convirtiera en el automóvil más vendido de su época. El innovador Ford T, con el volante a la izquierda y con un precio de 830 dólares vendió 250.000 vehículos en 1914. Pero Henry Ford no se conformó y dispuesto a mejorar y aumentar estas cifras, en 1913 introdujo en sus plantas las cintas de esamblaje móvil que permitieron un enorme incremento de la innovación.

Hace más de una década, una pequeña compañía de Silicon Valley, denominada AC Propulsion, desarrolló el proyecto de un coche eléctrico denominado T-Zero cuyas prestaciones (de 0 a 100 kph en 4 segundos y una autonomía de 300 kilómetros) deslumbraron al joven empresario Elon Musk, que decidió comprarles la idea para conectarla con las posibilidades reales de masificar esta movilidad alternativa. Así nació Tesla Motors, nombre que se deriva del motor que utilizaba este primer prototipo, el cual era de corriente alterna, tal como el que hizo el físico e ingeniero Tesla en 1882.

Así, Elon Musk comenzó a definir el estándar de la producción masiva del coche eléctrico. Henry Ford y Elon Musk marcaron un punto y a parte en la historia automovilística y como suele suceder con los pioneros, los bueno se imita y en algunos casos se mejora.

tesla

Puede que Elon Musk tuviera desde joven el sueño de crear un coche completamente eléctrico y que sus primeros modelos de 40.000 dólares hayan iniciado el principio de una época, pero Tesla no está solo. BMW lleva mucho tiempo trabajando en la industria y cambiar el combustible no les va a restar clientes y es lo quieren demostrar con su Serie i.

Los analistas le dan a Musk buena parte de la batalla ganada. Noticias como la próxima creación de su «Gigafactory«, que producirá baterías eficientes a bajo coste, le dan a Tesla un aparente dominio del mercado. Ya ha conseguido una valoración 28.000 millones de dólares y cuenta con una producción 35.000 vehículos al año.

En TechCrunch se han lanzado a comparar estos dos gigantes y se han dado cuenta de algunas similitudes que se plantean en la estrategia de BMW. La más obvia es la del nombre del coche en cuestión. Si el modelo más innovador de Tesla es elTesla Model 3, BMW se lanza con el i3. Lo realmente curioso del nombre i3, es que BMW no hizo antes un i1 o un i2, directamente empezó por el tres, tal vez en un intento de anteponerse a lo nuevo de Tesla. Según Peter Yared de TechCrunch, el 3 es lo único en lo que se parecen estos dos modelos de automóvil eléctrico.

El i3 supera al Model 3 en precio y es inferior en velocidad, tan solo es capaz de alcanzar los 150 kilómetros por hora mientras que el Tesla llegaría hasta los 300 por hora. Pero lo cierto es que puede que Tesla quiera dedicar un mimo extremo a su fabricación y producción pero, inevitablemente, BMW ya empezado a ganar distancia en esta carrera. Tras su presentación del nuevo i3, BMW recibió una buena acogida y esta base le permitirá mejorar características como su batería y velocidad.

BMW ha invertido una gran cantidad de recursos en desarrollar la plataforma adecuada para un coche eléctrico y además cuenta con su experiencia y tecnología propia que le da la oportunidad de llegar antes a sus clientes y cumplir sus expectativas. Se encuentra en una situación muy parecida a la de Mercedes, aunque ellos para alcanzar este terreno decidieron aliarse con Tesla y le compraron la tecnología relativa a la batería. Además, tanto BMW como Mercedes superan a Tesla en lo referente a tecnología del «aparcamiento autónomo» o la velocidad de crucero, capaz de seguir carriles de manera automática y respetar la distancia entre los demás vehículos.

Con el i3 BMW le ofrece a los consumidores un coche de lujo «bastante bueno» que puede moverse con facilidad por la ciudad y que puede usarse en viajes largos sin tener que planificar paradas de recarga. Lo bueno de ser una gran empresa y con tradición en el sector es que puedes aprovechar tus conocimiento y lo poco que sepas de las novedades para conseguir evitar a los nuevos competidores.

bmw i3

Las ventas, lo que realmente importa

Tesla lanzó su primer coche en 2006 y esperaban vender 35.000 modelos del Model S  para 2014, en la segunda mitad de este trimestre apenas alanzaron los 17.500. A principios del 2014 se ponía a la venta el i3 y ya va por los 6.000 coches vendidos y sus propietarios todavía tienen que esperar entre tres y seis meses para poder disfrutar de su nuevo e innovador coche. Para conseguir estas cifras, BMW aumentó la producción de este modelo y llegar a las 20.000 unidades anuales. Ahora fabrica 100 modelos al día, lo que supone unas 30.000 unidades al año. Mirando a fondo estos datos podemos ver como BMW está ganando a Tesla en su propio terreno.

¿Quién inició la revolución del vehículo eléctrico?

Al final, para la historia solo quedan los grandes y por ahora no sabemos si el nombre de Elon Musk, resonará a través del tiempo. Al principio parecía que los fabricantes tradicionales no podrían hacer frente al enorme desafío que suponían los coches eléctricos. Pero empezaron poco a poco, con los modelos híbridos y ahora han adoptado una estrategia que diseña coches eléctricos adaptados a un mercado naciente, aunque poco innovadores. De paso, siguen investigando nuevos formas de combustible como el hidrógeno. Y lo cierto es que de no haber sido por Musk, estas empresas nunca hubieran despertado.

Posts Relacionados