Estándares de comunicación en el Internet of Things
 

Pages

Categories

Buscar

Una web de MuyComputerPRO Sites


La marea del Internet of Things

La marea del Internet of Things

María Guilarte
Por
16 septiembre, 2014
Especiales

Es difícil no haber oído hablar del Internet de las Cosas, una curiosa expresión que hace referencia a esa amalgama de dispositivos conectados a una red que recogen información, interactúan unos con otros y ofrecen datos relevantes sobre cualquier cosa que se le quiera preguntar.

Las «cosas» conectadas podrían ser cualquiera. El Internet de las Cosas debería codificar de 50.000 a 100.000 millones de objetos y seguir el movimiento de estos; se calcula que todo ser humano está rodeado de por lo menos 1.000 a 5.000 objetos. Según Gartner, en 2020 habrá en el mundo aproximadamente 26.000 millones de dispositivos con un sistema de adaptación al Internet de las Cosas.

Abi Research, por otro lado, asegura que para el mismo año existirán 30.000 millones de dispositivos inalámbricos conectados a Internet. Por su parte Cisco, uno de los grandes abanderados de esta tendencia, predice que para el 2015 ya habrá 25.000 millones de dispositivos conectados y que se llegará a los 50.000 millones en el 2020.

Sea como fuere, lo cierto es que con la próxima generación de aplicaciones de Internet (protocolo IPv6) se podrían identificar todos los objetos, algo que no se puede hacer con IPv4, el sistema actualmente en uso. Este sistema sería capaz de identificar instantáneamente por medio de un código a cualquier tipo de objeto.

En la última feria dedicada al consumo electrónica, el IFA, nos dimos cuenta de cómo la realidad del Internet of Things se complica todavía más. Sucede que, por el momento, cada nuevo dispositivo que aparece dentro de esta tendencia, tan solo es capaz de conectarse con otro dispositivo de la misma marca.

Es cierto que las grandes empresas como Samsung, LG o Bosch han visto un futuro en que sus tostadoras puedan conectarse con sus neveras, pero por ahora son las neveras de Samsung las que se conectan con sus lavadoras, y lo mismo sucede con las de LG o Bosch. Estas dos últimas han mostrado neveras que pueden tomar fotos del interior de las mismas y enviarlas al teléfono móvil. LG también innovó con una nevera con la que se puede chatear a partir de Line y un smartphone de la misma marca, que también puede hablar con nuestro horno, microondas y lavadora.

¿En qué idioma hablan nuestros dispositivos?

Ya hemos visto que es posible que los dispositivos hablen entre sí pero primero tendrán que hablar el mismo idioma. Para Electrolux es un problema conocido y su director de tecnología, Jan Brockmann, declaraba en el IFA que están trabajando «con muchas iniciativas para crear una plataforma universal, pero solo funcionará si todos se reúnen. No somos una empresa de TI, y no tiene mucho sentido para nosotros hacer frente a este problema por nosotros mismos«.

Para aclarar este maremagnun de lenguajes y tecnologías de conexión han surgido diferentes alianzas que intentan imponer un estándar común. Son muchos los fabricantes que piensan igual que Electrolux, ellos se encargan de hacer los dispositivos, pero es absurdo desarrollar también un idioma de comunicación propio.

Allseen-Alliance

AllSeen Alliance

Esta es una de las primeras asociaciones que busca este estándar común basado en software Open Source y que pueda ser utilizado por cualquier fabricante. Fue creada con el apoyo de la Linux Foundation y en ella se encuentran empresas como Sharp, Haier, LG, Sony, HTC, Harman, Bosch, Panasonic, Qualcomm, CiscoMicrosoft.

Este software Open Source se llama AllJoyn y permite que exista una interoperabilidad entre distintos dispositivos de diferentes fabricantes con distintos sistemas operativos. AllJoyn ya se utiliza en las televisiones LG y en altavoces Panasonic. Aunque según los analistas este estándar todavía tiene un largo camino que recorrer.

AllJoyn es un proyecto creado por Qualcomm, pero que se encuentra bajo el amparo de la AllSeen Alliance. Este estándar se define como flexible, dinámico, avanzado y compatible. No pretende ser un protocolo de comunicación de bajo nivel, si no que quiere resolver problemas de alto nivel. Sus áreas de funcionamiento son la conexión, notificaciones, paneles de control y el audio.

oic-diagram

Open Interconnect Consortium 

La finalidad de esta alianza es similar a la de AllSeen, la diferencia es que aquí las empresas son otras. En este caso la conforman Atmel, Broadcom Corporation, Dell, Intel, Samsung Electronics y Wind River. También apuesta por el código abierto para crear un estándar común. Según exponen, ellos tratan temas que no se están abordando en la All Seen, como es la seguridad.

La Linux Fundation también les apoya y según su director Jim Zemlim, «el Open Interconnect Consortium es otra prueba de como el código abierto ayuda a la innovación«.

Su objetivo, dicen, es conectar los próximos 25 mil millones de dispositivos al Internet de las Cosas. Todas las partes de este acuerdo se han comprometido a invertir tiempo de sus ingenieros para que en el tercer trimestre de este año ya se empiecen a ver los frutos de esta alianza.

Zigbee-Home-Delivers-Automation

ZigBee 

Fue una de las primeras en llegar. La especificación 1.0 de ZigBee se aprobó el 14 de diciembre de 2004 y está disponible a miembros del grupo de desarrollo dentro de la ZigBee Alliance. Un primer nivel de suscripción, denominado adopter, permite la creación de productos para su comercialización adoptando la especificación por 3.500 dólares anuales. Esta especificación está disponible al público para fines no comerciales en la petición de descarga. La revisión actual de 2006 se aprobó en diciembre de dicho año.

Se trata de conjunto de protocolos de alto nivel de comunicación inalámbrica para su utilización con radiodifusión digital de bajo consumo, basada en el estándar IEEE 802.15.4 de redes inalámbricas de área personal.

En la junta de la ZigBee Alliance se encuentran NXP, Comcast Cable, Freescale Semiconductor, Itron, Kroger, Landis+Gyr, Legrand Group, Philips Electronics, Schneider Electric, Silicon Labs y Texas  Instruments.

La Alianza promueve la adopción global de ZigBee como el estándar líder de redes inalámbricas en las normas de detección y control para ser empleadas en los sectores de consumo, comerciales e industriales. En este caso no se basan en un estándar libre, si no en uno propio que ya alcanza los 1.000 productos certificados

google nest

Threat, de Google Nest

Recordemos que Google también tiene su apuesta en el Internet de las Cosas. El pasado marzo compró Nest, una empresa puntera en el hogar inteligente que desarrolló un termostato capaz de regular las necesidades de la casa por sí mismo. Tras su compra Google aclaró que Nest sería independiente, pero ya ha realizado algunas acciones para que tome fuerza, una de ellas es la creación del protocolo Threat.

Este estándar ayudaría a conectar multitud de objetos con nuestro teléfono o tablet, desde una cerradura hasta una bombilla. Thread es un protocolo de red con funciones de seguridad y de bajo consumo que conecta los dispositivos del hogar, independientemente del tipo de conexión que puede ser WiFi, NGC, Bluethooth o ZigBee. Según el director de producto de Nest, Chris Boross, los productos de la marca ya están utilizan la versión Thread para conectarse. Además en junio, Nest ya anunció su asociación con Mercedes Benz, Whirlpool y LIFX, que integrarían sus productos con los termostatos y detectores de humo de Google.

Lo más curioso es que a este grupo también se ha apuntado Samsung y junto a él se encuentran ARM, Freescale, Silicon Labs y Big Ass Fans, un fabricante de sistemas de ventilación.

homekit-logo

Apple HomeKit

HomeKit es la apuesta de Apple para los hogares inteligentes. Se trata de una API específica para que los fabricantes de dispositivos puedan integrarlo: desde termostatos, hasta cerraduras pasando por control mediante Siri, todos los dispositivos podrán integrar este nuevo sistema.

Apple ha asegurado que la red que utilizará esta nueva plataforma será totalmente segura en lo referente a la conexión (opciones como la encriptación a buen seguro que están contempladas). Por lo tanto, parece que la compañía está teniendo en cuenta todas las opciones.

Otro de los pilares en los que se debe sustentar es que el API que utilice HomeKit sea accesible para las compañías que trabajan en este sector. Aquí Apple ha asegurado por medio de Craig Federighi, vicepresidente senior de ingeniería de Apple, que está trabajando con empresas líderes del sector, como por ejemplo Philips, que también forma parte de la ZigBee Alliance, o Chamberlain.