Inversión IT en 2014 ¿Qué ha cambiado en los departamentos de tecnología en los últimos años? » SmartCIO
 

Pages

Categories

Buscar

Una web de MuyComputerPRO Sites


Inversión IT en 2014 ¿Qué ha cambiado en los departamentos de tecnología en los últimos años?

Inversión IT en 2014 ¿Qué ha cambiado en los departamentos de tecnología en los últimos años?

María Guilarte
Por
12 junio, 2014
Especiales

El cambio tecnológico en estos últimos años ha sido acelerado. Pese al parón generado por la crisis, parece que las inversiones  en IT y los nuevos proyectos siguen siendo básicos para cualquier empresa. La razón es obvia, el departamento de IT no es un departamento más, es un gestor negocio, un facilitador y no puede frenarse. Y no lo decimos nosotros, lo dice el informe «Inversión en IT en España en 2014″ realizado por TPnet en colaboración con Oracle y Capgemini, y que recoge la opinión de 237 directivos de departamentos de IT de empresas españolas.

Con esta premisa, reunimos a algunos de los protagonistas más importantes del panorama empresarial español. En el exclusivo restaurante madrileño Ramses contamos con la presencia en nuestra mesa-debate de Carolina Bouvard, directora de Arquitecturas y Gestión de Activos IT de Telefónica; Juan Carlos Moro, director corporativo de Transformación y Tecnología de Seur; Ángel Mahou, director de Sistemas y Tecnología de la Información Corporativos de Red Eléctrica; Félix Martín Gordo, subdirector general de sistemas sectoriales del Ayuntamiento de Madrid; Pedro Cardona-Vilaplana, director de Tecnologías y Sistemas de Banc Sabadell; Óscar Salcedo, director de Tecnología y Arquitectura IT de Ono; Carlos Valero, CIO de Vodafone España; Sergio Muñoz Lezcano, director de proyectos en el Hospital Clínico San Carlos; Raúl Sánchez, director de la división de perfiles de IT de Randstad; Andrés García Arroyo, Middleware Sales Director de Oracle; Francisco Romero, Core Tech CMU Sales Director de Oracle; Juan Lozano, VP & Sales Director Infrastructure Services de Capgemini España; Gustavo de Porcellinis, director comercial de TPnet, y María Guilarte, coordinadora de SmartCIO.

Ya en otras otras ocasiones hemos resaltado en SmartCIO que es importante entender la tecnología como un facilitador de negocio. Un ejemplo claro lo daba Raúl Sánchez, que explicaba cómo en Randstad la innovación es vital para mejorar:

Hoy en día, con el desarrollo que hay y la penetración de smartphones y tabletas y demás dispositivos, es muy importante tener la posibilidad de que la gente pueda firmar un contrato sin la necesidad de venir a la oficina.

Contar con esta tecnología es lo que le da a Randstad una verdadera ventaja competitiva frente al resto. «Podemos optimizar el número de oficinas a nivel nacional de una manera muy clara para conseguir, por un lado, que se cumpla absolutamente todo desde un punto de vista legal y por otro lado que el propio trabajador elija a Randstad como empresa con la que trabajar, por encima de otras, por el simple hecho de no tener desplazarse hasta la oficinas de otra empresa».

En nuestro estudio destacábamos el fin de la paralización de la inversión IT con respecto al 2013, y aunque la mayoría de los asistentes declaraban estar a favor de las nuevas inversiones y de su necesidad, Carolina Bouvard de Telefónica explicaba el caso particular de su empresa en la que sí se ha reducido la inversión.

Nosotros somos del 11% que ha bajado su presupuesto de IT y me parece hasta bajo ese porcentaje del 11%. Hemos bajado en los últimos dos años a la mitad nuestro presupuesto de IT y estamos haciendo más inversión en transformación. Al final es una cuestión de equilibrar, de requilibrar, de volver a los basics y de forma inteligente ver dónde quieres optimizar y dónde quieres invertir.

Carolina resaltaba esa importante diferencia entre la inversión y la eficiencia, la cual supone objetivo principal del 21% de las empresas encuestadas en nuestro estudio. «Es muy importante la eficiencia del propio IT, pero también lo es cómo desde IT se ayuda a lograrla. Yo creo que ha sido una de las claves ver los procesos de negocio y cómo podemos ayudar a que esos procesos de negocio sean más eficientes», afirmaba Carolina Bouvard.

Queda claro entonces que mejorar la eficiencia es un objetivo de muchas empresas. Pero, ¿qué pasa cuando no hay un objetivo como tal? ¿Qué sucede cuando el negocio no sabe lo que quiere? En este caso el departamento de IT no puede quedarse dormido. Llegamos a un punto donde la transformación de negocio, como explicaba Felix Martín, «es vital».

La tecnología per se en el ámbito de la administración, así como dotarnos de inversión e incrementar la inversión tiene sentido si va asociado a un proyecto. Muchas veces nos encontramos carentes de proyectos y se trabaja a golpe de empujones. 

Comida-Informe-Inversion-IT-005

Un punto y aparte después de la crisis

En estos tiempos, cuando se habla de inversión es imposible no hablar de la crisis y de su enorme peso en cualquier empresa, sector y departamento. En este debate pudimos observar cómo, una vez pasado los peores momentos, pueden encontrarse algunas consecuencias positivas. Felix Martín explicaba cómo la Administración Pública fue de las primeras en realizar cambios para así mejorar la gestión y centralizar el proceso. Hablamos del programa CORA y de la creación del CIO para toda la Administración Pública, una figura que ya existía en el Ayuntamiento de Madrid y que «nos ha servido para fijarnos en la concentración de políticas tecnológicas y de vernos como transformadores«.

Lo más importante es que, tras la crisis, la tecnología ha dejado de ser un gasto para convertirse en una inversión, un concepto que Félix Martín quiso dejar claro explicando que:

Es la inversión en tecnología, de cómo tú tienes un rédito muy claro. En el momento en que inviertes en la informatización de un proceso, que en realidad no es una informatización es una concepción de un proceso de una manera mucho más moderna, ahí estás viendo cómo hacer las cosas mejores, cómo simplificar y cómo aportar en ese momento tecnología que yo creo que es la clave. Lo que nos ha traído la crisis ha sido eso, el empezar a ver las cosas de esa manera.

Puede que no en todas las empresas la inversión sea una constante, pero en la mayoría se está realizando. «Se trata de inversiones muy estratégicas y precisas que buscan conseguir un objetivo concreto«, afirmaba Juan Lozano de Capgemini, que especifica que:

Sí que vemos a muchas compañías centradas en automatizar, muchas organizaciones con el foco puesto en herramientas de simplificación, en ser más eficientes. Hemos llegado al límite de reducción del gasto per se, básicamente lo que estamos viendo es cómo todo el mundo busca la manera de hacer una operación eficiente simple, que pueda crecer con facilidad, etc. Desde el punto de vista de mantenernos en un gasto bastante estricto o poder crecer sin sumar más.

Pese a todo, está claro que no hay una buena inversión sin un beneficio y en este sentido la tecnología no se libra y tampoco falla. «Lo importante es saber cuándo acaba la acometida de un proyecto tecnológico«, afirmaba Ángel Mahou, que recordaba que no se hace cuando se termina la instalación:

El despliegue del proyecto no acaba cuando haces la proyección, termina cuando estás siendo operativo y estás obteniendo resultados.  Esa es la diferencia, cómo abordas un proyecto transformador de negocio, un proyecto que es el despliegue de una tecnología. Acabas cuando aquello funciona y estás obteniendo los beneficios que esperabas.

Comida-Informe-Inversion-IT-07

Nuevas tecnologías y transformación del negocio

BYOD, Cloud Computing y la mejora de la infraestructura serán las inversiones clave según nuestro estudio sobre Inversión IT en España. Pero sabemos que hay más tecnologías que son importantes en el panorama actual. Se ha hablado mucho de Big Data y aunque sus ventajas son patentes, hay muchas empresas que no lo ven muy claro. Es el caso de Red Eléctrica, que explicaba que aunque se trata de una empresa que trata con una gran cantidad de datos, Big Data no es una de sus prioridades:

Big Data es una necesidad, lo que pasa que todavía un proyecto de Big Data va despacio.

Es importante diferenciar entre Big Data y Business Analitics, que es la tecnología encargada de sacar partido de los datos, como explica Carolina Bouvard. En Telefónica ya cuentan con un proyecto con Oracle y han descubierto que «en Big Data, al final la tecnología está ahí y lo que importa es cómo la utilices y cómo la implantes. Para provocar a la compañía a que lo utilice lo ponemos a su servicio y que jueguen. Creo que sí tiene un recorrido enorme sobre el que en los próximos años veremos muchos avances.»

En el caso del Ayuntamiento de Madrid, desde hace años cuentan con proyectos de recogida de datos, pero «realmente para que explote Big Data hace falta que haya una demanda de análisis«, afirmaba Félix Martín

Innovación, principal cometido de los departamentos de IT

Cuando en un mismo escenario juntamos los efectos de la crisis con los objetivos de negocio y las enormes diferencias entre todas los servicios tecnológicos, nos encontramos con una situación en la que a veces no sabemos dónde invertir, ni cómo hacerlo. En esta situación es importante la proactividad del departamento de IT. Carlos Valero lo llamó «espíritu de innovación«, ir siempre más allá.

Si no mantenemos esa dinámica es bastante negativo de cara a las áreas de sistemas porque te vuelves un mero proveedor y en un momento dado pueden preguntarse para qué hace falta este departamento. Es importante que mantengamos ese espíritu de innovación, entendiendo que en estos momentos que los recursos son más limitados, es mucho más difícil salir de tu día a día y dedicar parte de recursos.

Antes esta paralización del departamento podía deberse a la falta de novedades, pero está claro que ya no es posible, como explicaba Pedro Cardona-Vilaplana: «Lo que tenías disponible no estaba tan disponible en ese tiempo real. La realidad es que ahora sí que puedes conseguirlo«. La complejidad del escenario actual deja claro que hay que huir de la situación cliente-proveedor, «de la zona de confort en la que es fácil que te quedes ubicado, porque aunque tu día a día es tremendo, el de los clientes también».

Aquellas empresas que tienen claro este cambio de paradigma son las que más se mueven, las más proactivas y, como explicaba Francisco Romero, las más «ilusionadas»

Hace un año o así que veo a los responsables de tecnología ilusionados otra vez; con dar innovación, con hacer cosas nuevas, cosas que con no mucha inversión pueden dar algo tu negocio; cosas que no pensaban.

Inversión en IT, una inversión colaborativa

En un escenario en el que IT y el negocio van de la mano, no sirve de nada que desde el departamento de tecnología vean las ventajas y no sean capaces de compartirla con el resto de la empresa. Si desde el resto de departamentos no lo ven, IT tiene que encargarse de conseguir que la tecnología sea un apoyo fundamental para los objetivos empresariales. Según Ángel Mahou:

Tu objetivo es plantear un modelo de colaboración en un entorno colaborativo donde proponemos tecnología, el negocio ve cómo le va y al final es una decisión compartida.

Cuando se propone un nuevo proyecto tecnológico dentro de la empresa, la dirección tiene que ser capaz de ver y entender las ventajas. Aunque no sirve de nada explicar en qué consiste la tecnología si no hablas de resultados y de casos prácticos de uso. Para Juan Lozano, «tú le hablas a alguien de negocio de Big Data y dice: bueno ¿y qué? Se trata en realidad de que él encuentre una manera de utilizarlo«.

Al hablar de casos de éxito, Carolina contó lo bien que le está funcionando a Telefónica esta estrategia, que en su caso consiste en «hacer que las cosas sean sencillas y asesorar a las unidades de negocio para hacer que las cosas cambien«.

Comida-Informe-Inversion-IT-15

Todo es negocio

En este debate se describieron los pasos que ha dado la tecnología dentro de las organizaciones, desde ser un elemento de apoyo para el negocio, hasta participar activamente en las decisiones empresariales. Pero todavía se puede ir más allá. Cuando se habla de cómo las decisiones de IT influyen en las decisiones de negocio, se distingue un departamento de otro y lo cierto es que no habría por qué hacer esta diferencia. En este sentido Juan Carlos Moro fue tajante:

El propio argot que usamos al hablar de negocio es una equivocación. Creo que no hay negocios y tecnología. Me resisto a ese tipo de diálogo. Lo que tenemos que hacer es ser uno más en ese diálogo de cómo hacer que la compañía crezca, de cómo conseguir eficiencia en todos los procesos.

Un punto en el que Raúl Sánchez también estaba a favor:

No veo tanto la dicotomía entre negocio y departamentos centrales, vamos todos de la mano.

Llegados a este punto, ¿por qué distinguir entre departamentos? Andrés García planteaba una interesante pregunta «¿Esto os ha implicado cambios desde el punto de vista corporativo?» Y es que si la tecnología empieza a tener un peso tan fundamental hasta llegar al punto de que separarla de los objetivos de negocio sería un error, es lógico pensar que en la estructura organizativa de la empresa se hayan producido cambios.

En el caso concreto de Randstad se creó una figura específica que se encargaba de mejorar la comunicación entre una unidad a otra. Porque muchas veces los mensajes y las peticiones pueden perderse y devaluarse por el camino. En ocasiones, es posible que desde IT no se entiendan cuáles son las necesidades del negocio, y al contrario: que en negocio no sepan qué es lo que solicitan desde el departamento de tecnología.

Efectivamente, es gente capaz de entender y de traducir los mensajes que negocio necesita para IT y viceversa. Cuando tienes esa figura intermedia que sabe hacer las preguntas para comenzar los desarrollos que realmente el negocio quiere, es mucho más rápida y al mismo tiempo obtienes el resultado que busca tu cliente interno, que no deja de ser negocio.

En Telefónica van todavía más allá. Hace cinco años reestructuraron la empresa para unir en un mismo departamento todas aquellas divisiones que trataran con tecnología, ya fuera de cara a la gestión interna de la impresa como al cliente final.

Porque al final la tecnología converge, la tecnología es la misma y eso nos está ayudando mucho para tener una visión única que te acerca a los clientes. A IT le ha dado más frescura y más visión de negocio. A lo que es el desarrollo tecnológico de servicios para el cliente final le ha dado más visión de lo que es la realidad de las cosas.

Comida-Informe-Inversion-IT-10

La seguridad, un factor clave

Independientemente de la tecnología en la que se invierte, hay un asunto que ninguna empresa debería olvidar: la seguridad. Pese a todo, los índices demuestran que son muchas las empresas que dejan de lado este aspecto en busca de otros que les puedan conseguir beneficios reales. En nuestro estudio sobre inversión IT descubrimos que sólo el 11% de las empresas contrataría servicios de seguridad durante este año.

La seguridad es un elemento fundamental para cualquier organización, sobre todo cuando ésta trata con datos personales sobre sus usuarios. Volviendo al asunto de Big Data, además de contar con una solución que sea capaz de gestionar todos estos datos y de ofrecer información de valor, también debe protegerlos. Según Sergio Muñoz:

Big Data para nosotros es una realidad desde hace mucho tiempo, aunque no como lo conocemos ahora, y desde luego es el futuro al que debemos unirnos porque es una marea que nos va a arrastrar. El saber cómo manejar esos datos desde la legislación vigente, es decir, encontrar la fórmula, es muy complicado.

Big Data consiste en el almacenamiento de datos. Dependiendo de la organización podrán ser datos más o menos personales, entonces la legalidad de su almacenamiento dependerá del uso que se le dé. Una de las conclusiones más interesante que sacamos de esta jornada es que es muy importante distinguir entre individuo y patrones. Algo que tienen muy claro en el Hospital Clínico San Carlos, donde para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y de sus patentes siempre trabajan con patrones «en términos poblacionales que no afecten al individuo«. Un sistema muy similar al que gestiona Seur.

Hay un dilema; esta información se puede explotar de manera agregada en forma de patrones de comportamiento y no individualizada. Cuando se llega al individuo es algo que desde el punto de vista ético no se debe traspasar.

Aquí el consentimiento del individuo es primordial; cuando él nos da permiso podemos acceder a esa información e intentar proporcionarle la oferta que más le interese y la que más beneficio nos dé a nosotros. Cuando el cliente acepta es porque quiere obtener esa información y quiere disfrutar de esas ventajas. Jugar con esos datos de manera evasiva y sin ser claro, además de ser ilegal, manchará la reputación de la empresa. Como explica Pedro Cardona-Vilaplana, «yo quiero que mi cliente se relacione conmigo y ofrecerle los servicios que son más adecuado para él, con toda la información que pueda tener, siempre y cuando sea consciente de que es así como lo quiere«.

Por su parte, Ángel Mahou llamaba la atención sobre la ética, que es la parte primordial para llevar a cabo cualquier acción de este tipo:

Creo que aquí los códigos éticos o los códigos de conducta son importantes. Hemos trabajado en modelos relacionales. Unas empresas se distinguirán de otras por cómo tratan a sus clientes.

Independientemente de la empresa u organización, el cuidado con el que debe tratar los datos del usuarios es vital. Carolina habló en nombre de sus compañeros de Vodafone y Ono cuando declaró que «somos muy respetuosos con la garantía de la seguridad y la privacidad del cliente y que sea el cliente el que elija si quiere determinada cosas».

Pero no sólo las empresas, también las administraciones públicas respetan al máximo la privacidad: «Hay información que se da a un nivel de detalle muy de micro-dato y sin embargo se ha respetado esa privacidad. Esa información explotada le podría servir para un cliente«, afirmaba Félix Martín.

Tampoco hay que olvidar que la seguridad se mueve en dos direcciones, de fuera hacia dentro y de dentro afuera. Los trabajadores de la empresa deben respetar la información con la que tratan y ser muy cuidadosos con ella. En el caso de Red Eléctrica se trata de una inversión que se va incrementando cada año, a pesar de que no existe un retorno. Lo  mismo pasa en Telefónica, donde es un gasto base y lo contemplan como un factor clave para años futuros.

Aun así, hay empresas donde no se ve claro este valor, aunque sea una situación que hay que cambiar. «Es cuestión de tiempo, los asuntos de seguridad terminarán llegando, lamentablemente en algunos casos a base de tener problemas«, explicaba Carlos Valero.

Descárgate el Resumen Ejecutivo del informe «Inversión en IT en España en 2014″.