La salud, la rama de la tecnología que más se está fortaleciendo » SmartCIO
 

Pages

Categories

Buscar

Una web de MuyComputerPRO Sites


La salud, la rama de la tecnología que más se está fortaleciendo

La salud, la rama de la tecnología que más se está fortaleciendo

María Guilarte
Por
15 septiembre, 2014
Especiales

La tecnología siempre ha sido un aliado esencial en el campo de la salud. Escáneres, cardiogramas, tomografías, radiografías… nada de esto sería posible si no fuera por un avance tecnológico. Pero es cierto que ahora su presencia es mucho más patente. Y lo es ahora porque las poderosas empresas de Silicon Valley empiezan a interesarse por este sector. El nuevo gagdet de Apple y las nuevas divisiones de Google apuntan a un cambio de paradigma en este mercado.

El potencial del Apple Watch

Se podría decir que nació siendo el iWatch, pero en la última keynote de Apple le cambiaron el nombre a Apple Watch. El reloj inteligente de Apple es el nuevo gagdet que complementa al iPhone 6. Cuenta con un acelerómetro, giroscopio y puede detectar el pulso del usuario. Este dispositivo muestra un enfoque a la actividad física y a la salud que ya han establecido todos los grandes fabricantes. Tim Cook, CEO de Apple, lo definió como un sistema capaz de controlar «la salud y el estado físico general de manera integral«.

Para ser sinceros, Apple no ha innovado en este sentido, ya existen múltiples dispositivos de monitorización. Lo peor es que según los últimos informes su uso disminuye considerablemente una vez que se pierde la sensación de novedad. Precisamente la novedad del reloj de Apple es que, además del gran potencial tecnológico, aporta el potencial de la marca que ya le hace el 50% del trabajo al departamento de marketing. Por eso, aquellos CIOs que ya hayan descubierto las ventajas del iPhone y el iPad en sus empresas no pueden dejar pasar por alto el nuevo dispositivo de Apple.

Según informa la revista The Wall Street Journal, los directores tecnológicos de empresas de salud ya han visto el potencial de este dispositivo y cómo su capacidad de recogida de datos puede ayudar a los hospitales a reducir el coste de las visitas a urgencias. Pero antes de que los hospitales se armen con Apple Watch, primero tendrán que contar con una estrategia firme, que entienda y sepa sacar partido de la cantidad de datos que es capaz de generar un reloj inteligente.

apple watch

Randy Gaboriault, CIO del Christiana Care Health System, explica que es probable que utilicen el Apple Watch para mejorar la atención a los pacientes con enfermedades crónicas como la diabetes. Este dispositivo podría transmitir en tiempo real información sobre los niveles de azúcar en sangre de un paciente sin necesidad de contactar directamente con el hospital. Esta información acompañada con sistema de análisis de Big Data, con capacidad de previsión, podría prever las posibilidades de que un paciente necesitara atención médica. Según Gaboriault, estos casos se podrían solucionar con el desplazamiento de un enfermero hasta el domicilio del paciente, evitando que éste tuviera que ir a urgencias y por lo tanto incurrir en un coste más alto para el hospital.

Una mejor atención cuesta menos dinero… una tecnología como esta pondría al paciente en la primera línea.

Behrooz Najafi, CIO de Questcor Pharmaceuticals, opina que la información que proporciona el reloj inteligente de Apple también podría ayudar en las recetas médicas. Los pacientes que se descuidan al tomar sus medicamentos, se olvidan o no lo hacen con la frecuencia que debería, a menudo acaban en la salas de urgencias. Najafi cree que un software que hiciera seguimiento de este tipo de información en los pacientes y controlara sus signos de salud, podría indicar a los médicos cuándo éstos están por debajo de lo normal y cuando el paciente ha dejado de tomar su medicación.

Nafaji también dibuja un futuro en el que el Apple Watch se utiliza en combinación con píldoras equipadas con sensores que podrían controlar los efectos de una medicación concreta en el cuerpo humano. Una información que podría ser de gran ayuda para la industria farmacéutica, que podría cuantificar los efectos de sus medicamentos más allá del laboratorio.

Podrías monitorizar a los pacientes y ver qué sienten después de tomar tu medicación.

HealthKit

Otra de las razones que anima a los CIOs es el lanzamiento del sistema HealthKit, donde se almacena la información recogida por distintos dispositivos y su diseño permite trabajar con ella desde aplicaciones para iOS. Es un canal de información donde los médicos y desarrolladores de aplicaciones pueden trabajar con información médica, siempre y cuando el usuario dé permiso para ello.

Precisamente, en el permiso está el problema. Cuando Apple presentó este servicio en junio, los CIOs ya adviertieron que este sistema presentaba un gran reto para la privacidad de los datos. Apple tuvo que dejar claro que la información no se almacenaría en iCloud y que además los desarrolladores no podrían dar ningún consejo o tratamiento médico.

Por el momento, ya hay hospitales en Estados Unidos que están trabajando con este sistema, se trata del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, la aseguradora Kaiser Permanente y la Clínica Mayo.

¿Cómo convenzo a los pacientes?

Parece que Apple ya tiene a los CIOs medio ganados, pero ¿qué pasa con los pacientes? Como ya hemos dicho, los informes indican que la novedad por los wearables cae rápidamente entre los consumidores. Según un estudio de IDC publicado en junio, uno de cada tres lo usa para actividad de fitness y seguimiento de su actividad diaria, pero al cabo de un tiempo dejan de usarlo. La mitad de ellos dijo que habían parado por que ya no estaban interesados en el seguimiento de su actividad diaria.

Envedeur Partners, también demostró que la vida media de un wearable es de 15 meses. En este periodo de tiempo menos del 50% de los encuestados seguía utilizando el producto. El estudio también resaltaba que los consumidores eligen estos productos según nueve criterios: adopción, diseño, experiencia del servicio, comodidad, calidad, experiencia de usuario, integridad, compatibilidad con el ritmo de vida y utilidad completa. Sin embargo, no son suficientes para mantener el uso a largo plazo.

¿Qué pasa con la privacidad?

Actualmente existen unas 40.000 aplicaciones de salud y dispositivos wearables en el mercado y que hacen dinero utilizando los datos de sus usuarios y vendiéndoselos a otras compañías. Pero Apple ya dejó claro que las aplicaciones que accedan al HealthKit necesitarán cumplir con una política de privacidad.

Pero según expertos en privacidad consultados por el Wall Street Journal, opinan que esta premisa deja un gran espacio para la interpretación. Debora Peel, fundadora de la fundación Patient Privacidad Rights, opina que Apple no especifica en ningún momento qué empresas harán utilidad de sus datos y según ella «los pacientes deberían saber exactamente quien va utilizar sus datos«.

Según datos de esta fundación, un tercio de las aplicaciones recientemente probadas por el centro de información enviaban datos a un tercero que no era revelado por el desarrollador de la aplicación.

Pero no solo el marketing afecta en la esfera de la aplicación que se le da a los datos relativos a la salud de las personas. Marc Rotenberb, presidente del Electronic Privacy Information Center (un grupo pro defensa de la privacidad), llama la atención sobre cómo la información relativa al ADN podría ayudar en la resolución de asuntos judiciales como divorcios o decisiones sobre la custodia.

Aun así, todos estos, son parámetros en los que Apple todavía no ha especificado cómo va actuar.

Para Google en la salud importa el hardware y algo más

Google, la gran dueña de Internet, también ha visto claro el potencial que tiene la salud dentro de la tecnología. En este campo se ha centrado en la revolución del hardware hacia una nueva concepción de la medicina. Su última compra, Lift Labs, demuestra claramente esta disposición.

El producto estrella de Lift Labs es una cuchara antitemblores, que facilita la acción de comer a personas aquejadas de Parkinson o enfermedades que conllevan temblores imposibles de controlar. Lift Labs fue fundada por Anupam Pathak y junto con sus empleados se unirán a partir ahora a Google X, el laboratorio de las innovaciones.

Dentro de Google X se encontrará en la división de Ciencias de la Vida, y estarán bajo el mando de Andrew Conrad. En este equipo también trabajan en las famosas lentillas (otra pieza de hardware) capaces de medir el nivel de glucosa del individuo a partir del azúcar en las lágrimas y que suponen un gran avance en la investigación y control de la diabetes.

LiftWare-Spoon

Con estos proyectos Google está demostrando un gran interés en participar en áreas que queden lejos del dominio de Internet. Según Pathak, el interés de Google X vino motivado porque en esta empresa se estaba desarrollando:

Tecnología real para resolver un problema realNuestro sistema es una combinación de hardware y software. Los componentes son similares a la tecnología que se utiliza en multitud de dispositivos en miniatura.

¿Qué significa estar sano?

Esta es otra de las preguntas que se hizo Google recientemente y para dar con la respuesta correcta decidió crear otra división de investigación. Bajo la supervisión de las universidades de Standford y Duke, Google se ha puesto el objetivo de definir la salud:

Muchos investigadores centran sus estudios en una enfermedad en concreto. Nosotros vamos a estudiar la salud. Queremos entender qué significa estar sano, hasta en el nivel molecular y celular. Creemos que esto podría tener una poderosa influencia en cómo se entienden las enfermedades, cómo se detectan y cómo tratarlas.

Google ya tiene sus primeros sujetos con los que empezar a trabajar, recibirá a 175 personas saludables que serán analizadas bajo las directrices del doctor Andrew Conrad perteneciente al grupo Google X. Además, cualquier avance que realice será puesto a disposición de otros investigadores médicos. Cualquier participante en el estudio se someterá a un examen físico similar al que se realizaría en una consulta médica de atención primaria.

Eso sí, con este estudio Google no quiere crear ningún nuevo producto si no hacer su contribución para la ciencia médica.

Intel y la silla conectada

Si las grandes empresas se están planteando incluir un software en los automóviles que sea capaz de recoger información sobre el estado del tráfico, del coche y del conductor, ¿por qué no hacer lo mismo con una silla de ruedas? Eso es lo que se ha planteado Intel, con el desarrollo de la silla conectada.

Stephen Hawking ha sido el primero en probarla. ¿Y qué se puede esperar de esta silla de ruedas conectada? A grandes rasgos y de entrada, desde información biométrica de la persona a aplicaciones de mapas donde calificar entre todos los usuarios la accesibilidad de distintos lugares.

La medicina no puede curarme, así que me apoyo en la tecnología, comenta Stephen Hawking. Un usuario en silla de ruedas puede ahora controlar la información importante acerca de su salud, el estado de su silla de ruedas y la accesibilidad del lugar que visita, mejorando significativamente su vida día a día, añade.

Imagen principal: Shutterstock

Segunda y tercera imagen: Apple

Tercera imagen: Lift Labs