The Machine: HP cambia las reglas del juego » SmartCIO
 

Pages

Categories

Buscar

Una web de MuyComputerPRO Sites


The Machine: HP cambia las reglas del juego

The Machine: HP cambia las reglas del juego

Gustavo de Porcellinis

De forma no demasiado espectacular (aunque lo cierto es que algunas publicaciones como MuyComputer o BusinessWeek se han hecho eco), HP ha presentado en su feria Discover en Las Vegas el desarrollo de un tipo de ordenador que puede cambiar la forma en la que se desarrollen centros de datos y hasta teléfonos móviles en el futuro.

“The Machine” es el nombre de este desarrollo, que ha sido cuidadosamente elegido para que no recordase el nombre de dispositivos que ya conocemos como servidores, ordenadores personales, teléfonos… El proyecto ha sido desarrollado por HP Labs, los laboratorios I+D de Hewlett Packard y se basa en un concepto realmente simple: proporcionar una potencia de computación ilimitada. Según los expertos de HP los actuales sistemas van a dejar de tener pronto capacidad suficiente para hacer frente al enorme aumento del flujo de datos


memresistores

El diseño de este nuevo tipo de ordenador se basa dos tecnologías de vanguardia para optimizar cada uno de los procesos internos del ordenador: las conexiones ópticas de datos y el almacenamiento de datos a base de Memristores. Esta tecnología para fabricación de memoria es la clave para el desarrollo de “The Machine”. Permite el desarrollar módulos de memoria con una capacidad mucho mayor y con un consumo hasta cien veces menor. Además acelerará de forma drástica la velocidad de funcionamiento del ordenador. Los procesos que ahora requieren un transvase de información de la memoria RAM al almacenamiento en disco no lo necesitarán ya que la ejecución se produce íntegramente en la memoria.

memresistor

Los ingenieros de HP describen la tecnología de los Memristores de la siguiente manera: “una analogía común para hablar de resistores es el de una cañería que transporta agua. El agua sería el análogo a una carga eléctrica, la presión en la entrada de la cañería sería el voltaje y el flujo del agua correspondería a la corriente eléctrica. Igual que en un resistor eléctrico, el flujo del agua en la cañería es más rápido si ésta es más corta y/o si tiene un diámetro mayor. La analogía para un memristor es una cañería peculiar que puede expandirse o encojerse mientras el agua fluye dentro de ella.

Si el agua fluye a través de la cañería en una dirección el diámetro de la cañería aumenta permitiendo que el agua fluya de forma más rápida. Si el agua fluye en sentido contrario, el diámetro de la cañería disminuye reduciendo la velocidad del flujo del agua. Si desactivamos la presión del agua la cañería conservará el último diámetro que ha adoptado hasta que el flujo sea reactivado. De esta forma esta especie de cañería flexible (memristor) no almacena el agua como si fuera un cubo (un capacitor, como los que se usan en las memorias RAM tradicionales) sino que es capaz de recordar cuánta agua ha pasado a través de ella“.

HP-Exp-1

En realidad la teoría de los memristores se postuló de forma teórica en 1971, pero hasta el 2008 no se llegaron a fabricar los primeros prototipos con óxido de titanio. Hace dos años se anunciaba que un equipo de investigadores europeos conjuntamente con la Universidad de Barcelona desarrollaban un sistema de fabricación. Sin embargo hasta el anuncio de HP no ha habido noticias de intentos de fabricación para fines comerciales.

El otro elemento necesario para el nacimiento de “The Machine” es la fotónica del silicio. Se trata de una tecnología que permite transmitir datos dentro de un sistema mediante fotones de luz en vez de corientes eléctricas mediante cables. En definitiva se trata de sustituir los cables por haces de luz para aumentar de forma exponencial la capacidad de comunicación de datos interna alcanzando ratios de transmisión de datos de hasta 50 Gbits por segundo. Intel e IBM llevan desarrollando este tipo de sistemas desde hace tiempo, pero solamente HP hasta ahora ha postulado su aplicación en un nuevo dispositivo conjuntamente con los memristores. Una combinación que puede ser ganadora.

hpmachineperformance

Pero ¿hasta dónde podría llegar “The Machine”? En la presentación del Discover los ingenieros de HP se atrevieron a ofrecer sus propios cálculos. El sistema funcionaría con una capacidad de almacenamiento de 160 petabytes con un tiempo de acceso máximo de 250 nanosegundos y lograría realizar hasta 160 GUPS (Giga Actualizaciones por segundo) consumiendo solamente 160 kW. Para comparar el ordenador más potente de la actualidad, el Fujitsu K, tiene una capacidad de 18,8 GUPS y consume hasta 12.600 kW.

Machine Timeline

Pero ahí no queda la cosa, también se atrevieron a vaticinar cuándo estaría listo el primer prototipo funcional. En 2016 prevén que se empezarán a fabricar los primeros módulos DIMM basados en memristores. En 2017 se ofrecería la primera beta pública del Machine OS y en 2019 ya se empezarán a ofrecer servicios.

El movimiento de HP no debe tomarse a la ligera. Actualmente el 75% de los ingenieros que trabajan en HP Labs están con “The Machine”. Según el artículo de Businessweek hace precisamente dos años Martin Fink, recién nombrado entonces director de HP Labs, se tomó muy en serio el proyecto. Tan en serio que seis meses después consiguió audiencia con Meg Withman y en dos horas planteó a la CEO de HP el proyecto de “La Machine”. Tras la presentación Withman llamó al director financiero de la compañía y le transmitió un escueto: “Encuéntrales más dinero”.

 

Posts Relacionados